Web del Observatorio del Paisaje

Resultados

Entender el pasado

La comparación de los paisajes históricos de Horta de Pinyana, Conca de Poblet, Vall Cerdana, Terraprims o de los que encontramos en el Priorat pone de manifiesto aquellas realidades que son muy parecidas en los cuatro paisajes, y las que son específicas de cada uno de ellos. Analizar el paisaje histórico en su globalidad, como un conjunto de elementos interrelacionados, permite comprender mucho mejor determinados elementos del paisaje desde una perspectiva histórica.

Pueblos

Alrededor del pueblo se hallan espacios de cultivo, caminos o acequias que existen y son como son por la proximidad del lugar habitado. A menudo este conjunto de elementos nos permite entender su ubicación. En este sentido, no hace falta más que echar una ojeada a los mapas que reflejan los caracteres del paisaje de poblaciones como Alpicat, Rosselló, Almenar, Corbins, Torre-serona, Rocafort de Queralt, Sarral, Solivella, Vilaverd, Meranges, Olopte, Talló, Llívia, Navata, Esponellà, Vilert, Bàscara, Marçà y Capçanes.

Caminos

Muchos caminos se pueden relacionar con pueblos, campos, límites, molinos o pastos. Como se ha señalado, además, el camino puede dar lugar a otros elementos del paisaje que tienen una forma parecida (por ejemplo, un camino paralelo). El estudio de los alrededores de Lleida y de la red de caminos que salen de la ciudad permite entender la importancia de un análisis minucioso del trazado de las diferentes vías de circulación.

Yacimientos

Algunos elementos del paisaje actual, como los caminos, pueden relacionarse con yacimientos antiguos, abandonados hace tiempo. Ese es el caso, por ejemplo, de la necrópolis de la época visigótica de la Tossa de Baix o del yacimiento romano de la Tossa de Dalt, los dos en el municipio de Rosselló, en el Segrià.

Acequias, canales o regueras

La estrecha relación existente entre las acequias, los espacios hidráulicos, los lugares habitados y los molinos es de sobras conocida y evidente por doquier. Para entender el paisaje de Horta de Pinyana, por ejemplo, se deben tener en cuenta los cambios que se han producido en el conjunto de acequias y espacios hidráulicos que han existido en la zona a lo largo de los siglos.

Monumentos históricos

Siempre se ha señalado la importancia de ver los monumentos no como una realidad aislada, sino en su entorno. Es necesario relacionar la iglesia con su dextro, el castillo con su pueblo, el puente con su camino, etc.

Masías

Como en el caso de los pueblos, las masías dispersas se deben relacionar con los campos y los bancales de su alrededor, con los caminos que llevan a ellas o con las tierras forestales que rodean el espacio cultivado.

Cañadas o caminos de ganado

Si se es consciente de la importancia que tenía el ganado en algunas comunidades rurales, se puede entender, por ejemplo, la repercusión que tuvieron las cañadas a la hora de establecer el trazado de los límites de los pueblos (que a menudo equivalen a los actuales límites municipales).

Parcelas

Estudiar y cartografiar el paisaje histórico permite entender mucho mejor las características de una partida de tierras, de un pequeño valle o nava, de unos campos alargados o, por ejemplo, de un conjunto de terrazas o bancales.

Molinos, fraguas y hornos de barro

Cualquier elemento del paisaje se debe relacionar con otros elementos de ese paisaje, sean antrópicos o no.

Límites, por ejemplo, los municipales

Para entender los límites es necesario relacionarlos con los lugares habitados, los caminos, las acequias, los mojones, las orientaciones de las centuriaciones y las parcelaciones romanas, etc.

© 2017 Observatori del Paisatge de Catalunya / Hospici, 8 - 17800 OLOT - Tel: +34 972 27 35 64 - observatori@catpaisatge.net