Web del Observatorio del Paisaje

INSTRUMENTOS: CATÁLOGOS DE PAISAJE

Accesos a los núcleos

Los accesos a los núcleos urbanos son la puerta de entrada y de salida de las poblaciones y, por lo tanto, es la primera y la última impresión que se recibe de ellas. Este tipo de paisaje no solo condiciona la calidad de vida de la población que vive en él o se desplaza por él, sino también la imagen que proyectan los municipios. Por consiguiente, la calidad de estos espacios es clave para reforzar el carácter y la identidad de la población.

En general, en los accesos urbanos se han ido ubicando secuencialmente edificaciones y otros elementos con una gran diversidad funcional (aparcamientos, vallas publicitarias, almacenes de muebles, superficies comerciales, gasolineras, restaurantes, áreas de descanso, etc.) aprovechando las ventajas de estar situados al lado de la carretera y en lugares de paso obligado y, por lo tanto, muy visibles. Pero la disposición de todos estos elementos a menudo ha sido dispersa, incoherente, homogénea, lo que ha dado lugar a viales poco atractivos, poco interesantes, que han alterado la imagen y el carácter de las localidades. En medio de este desorden general, algunos núcleos urbanos han conservado hileras de arbolado históricas o plantaciones de alineación que enmarcan sus principales accesos y que se han convertido en rasgos distintivos del paisaje.

Los catálogos de paisaje de Cataluña han definido instrumentos y medidas que pueden servir de base a los organismos locales a la hora de perseguir los siguientes objetivos en relación con los accesos a los núcleos urbanos:

  • Mejorar y potenciar la calidad urbanística de los accesos a los núcleos.
  • Conservar los accesos arbolados a los núcleos urbanos.

Mejorar y potenciar la calidad urbanística de los accesos a los núcleos

Algunos instrumentos y medidas que se pueden aplicar en los municipios son:

  • Impulsar proyectos de mejora paisajística de los accesos a los núcleos urbanos en los tramos de menor calidad.
  • A través de instrumentos de ordenación urbanística (POUM, etc.), se pueden establecer criterios de ocupación y de tipología de edificación adyacente a los núcleos urbanos ordenados, que faciliten la transición entre los espacios abiertos y los paisajes urbanos, que mejoren sus condiciones estéticas, que potencien los valores inherentes del mismo núcleo urbano y que refuercen la identidad y el carácter propios de la localidad.
  • También a través de instrumentos de ordenación urbanística (POUM, etc.), se puede impulsar la elaboración de planes de ordenación paisajística de las actividades comerciales y de servicios asociadas a los ejes viarios de las entradas a los núcleos con más incidencia visual (edificios, exposiciones al aire libre, instalaciones adyacentes), por medio de medidas de recalificación del espacio, velando por sus dimensiones, localización, rotulación o cromatismo, y a través de estrategias de ocultación o armonización.
  • Mantener la diversidad de usos agroforestales y la singularidad de los elementos presentes alrededor de los accesos urbanos.
  • Definir y estructurar redes de corredores paisajísticos y su vinculación con los núcleos urbanos a través de los accesos y de otros espacios públicos urbanos (paseos, bulevares, plazas, parques urbanos, parques periurbanos y otros espacios).
  • Minimizar los espacios degradados de las periferias de las poblaciones y los ejes de comunicación, determinando los usos permitidos y los usos no admisibles por su deterioro de la calidad paisajística, a la vez que se promueven acciones de restauración.
  • Algunas buenas prácticas para mejorar los accesos a los núcleos urbanos son:
  • Rehabilitar los elementos patrimoniales preexistentes, integrándolos en el paisaje de los accesos a los núcleos urbanos y potenciando su observación desde el vial de acceso.
  • Enterrar las líneas eléctricas visibles desde los viales e integrar paisajísticamente las casetas que alojan los transformadores eléctricos.
  • Remover los elementos que obstaculizan las continuidades visuales (rótulos, alturas arbitrarias de edificación dispersa) en los puntos de interés paisajístico, fondos escénicos, referentes visuales y otras vistas características y distintivas del municipio.
  • Eliminar gradualmente los rótulos publicitarios y los soportes obsoletos.
  • Adecuar las medidas, los colores y las formas de rotulación comercial y de la señalización existente en los accesos para que sea coherente con las dimensiones y las características del núcleo.
  • Recuperar y gestionar los espacios agrícolas abandonados o los espacios que no acojan ninguna actividad.

Conservar los accesos arbolados a los núcleos urbanos

Algunos instrumentos y medidas que se pueden aplicar en los municipios son:

  • Identificar los accesos arbolados a los núcleos de población y conservarlos como conjunto patrimonial histórico y por su contribución a la calidad paisajística de la población. Una vía para llevarlo a cabo es incluirlos en los catálogos de bienes de los POUM o en otras figuras de protección del planeamiento municipal.
  • Impulsar la plantación de hileras de arbolado en los accesos a los núcleos con especies arbóreas adaptadas al lugar.
  • Recuperar las plantaciones de árboles en los accesos en aquellos lugares donde se conserven signos de su preexistencia, a pesar de haber desaparecido.
  • Adaptar la gestión de las plantaciones arboladas a cada caso en particular, estableciendo distancias convenientes, longitudes mínimas y secciones transversales adecuadas a la importancia de la vía en cuestión.
  • Mantener las hileras de arbolado en los accesos viarios con especies arbóreas adaptadas al lugar.
  • Analizar el estado de los árboles de los paseos existentes, tanto desde el punto de vista fitosanitario como desde el punto de vista técnico, prestando atención a la anchura de los alcorques y a la relación con los pavimentos para que tengan el espacio necesario para crecer.
  • Situar los árboles y podarlos de modo que respeten el gálibo previsto en la carretera en toda su longitud.

 

© 2018 Observatorio del Paisaje de Cataluña | Hospici, 8 - 17800 OLOT - Tel: +34 972 27 35 64 - observatori@catpaisatge.net