Informació a la premsa

TORNAR

14 de març de 2012

Barcelona creará su mayor parque urbano sobre las vías de la Sagrera

Será la mayor zona verde de la ciudad, que tendrá cinco paisajes con bosques, huertos, fuentes, equipamientos y áreas de descanso.

SILVIA ANGULO La Vanguardia - [Crònica]

Foto
Foto
Foto

(1) Huertos de l'Estadella. Frutas de la Maquinista (2) Junto a la futura macroestación se han previsto amplios espacios para el descanso. (3) Mosaico de Sant Andreu. Jardin contemplativo Barcelona Sagrera Alta Velocitat.

El que será el mayor parque urbano de Barcelona, que ocupará 40 hectáreas a lo largo de una franja de cuatro kilómetros sobre la cubierta de las vías del tren en la Sagrera y Sant Andreu, toma forma sobre el papel. Los arquitectos ganadores del concurso para su diseño -los despachos catalanes Alday Jover y RCR y el holandés West 8- ya tienen listo el proyecto básico, después de adecuar los primeros dibujos a los requerimientos del Ayuntamiento.
El documento, al que ha tenido acceso La Vanguardia, dibuja esta gran zona verde, conocida con el nombre de Camí Comtal, como un parque como los de antes, con amplias áreas arboladas, caminos para pasear y espacios de hierba para descansar y desarrollar actividades de ocio. Todo ello, salpicado de fuentes, zonas de juegos infantiles, pequeños auditorios, jardines... En suma, un modelo de parque que muchas grandes ciudades tienen y que la capital catalana, por falta de terreno, siempre ha echado en falta. Y ha soñado.

Pero este parque no será cien por cien de estilo tradicional. En absoluto. Incorporará elementos nuevos, actuales y de futuro, como un plan de gestión eficiente del agua, de producción de energía mediante los restos orgánicos -biomasa- o un sistema de información para los visitantes vía móvil que abarcará la flora, la fauna, los sonidos, la meteorología, los itinerarios a pie o en bici o las actividades culturales. Porque lo que se pretende es aplicar el concepto de ciudad inteligente, construir un smart park. Asimismo, se instalarán huertos -Barcelona ya los tiene en otros puntos pero los que se prevén para el Camí Comtal son más sofisticados, con un programa educativo asociado-, rutas con juegos infantiles y fuentes, algunas monumentales, que serán puntos de referencia y de encuentro. Todo organizado en cinco grandes áreas, cada una con un paisaje y unos usos predominantes (véase el gráfico).

Cuesta imaginar que algún día donde hay un inmenso espacio ferroviario, una gran herida urbana que separa barrios, vaya a crearse un parque de semejantes características. El calendario de ejecución sigue siendo una incógnita, como también su coste económico. Lo que está claro es que se acometerá por fases. Antes, debe completarse la cobertura de las vías. La evolución de estas obras permitirá que el parque tome forma primero en Sant Andreu, tanto en la zona más estrecha del corredor -entre Onze de Setembre/Prim y la calle Sant Adrià- como en el área que hay alrededor de la nueva estación de Rodalies de Sant Andreu Comtal, que se prevé tener lista en el 2013. El consorcio Barcelona Sagrera Alta Velocitat -en el que participan Fomento, el Ayuntamiento y la Generalitat- confía en estrenar los primeros pedazos del corredor verde entre ese año y el 2014.

Los arquitectos han sabido captar la nueva doctrina urbanística con la que el equipo municipal de Hábitat Urbano quiere impregnar la ciudad. Es habitual escuchar al gerente de este departamento, Vicente Guallart, hacer referencias a la posibilidad de que un barcelonés pueda llegar al Pirineo a pie o en bicicleta iniciando su periplo en la Ciutadella, pasando por la futura plaza verde de las Glòries y de allí a la Sagrera para enlazar luego con el corredor del Besòs hacia el Montseny. El proyecto básico parte de la idea -y de ahí el nombre de Camí Comtal, que hace referencia a este itinerario imaginado y la antigua acequia que abastecía de agua a Barcelona- de unir el mar y las montañas, conectando el patrimonio cultural en este paseo pensado para peatones, ciclistas, patinadores, peregrinos, urbanistas o turistas. Una Diagonal lenta en contraposición de la Diagonal viaria y rápida de los coches. Incluso se ha pensado en un símbolo, similar al del camino de Santiago, que guíe el recorrido.

La futura zona verde estará conectada viaria y peatonalmente con los parques cercanos -el del Clot, el de Sant Martí y el de la Maquinista-, formando una unidad y reforzando, así, el carácter cívico del eje. Y además de convertirse en un nuevo pulmón verde será escenario de conciertos, teatro, cine al aire libre y eventos deportivos. Pero la ambición municipal pasa también por la organización de talleres, una escuela de horticultura y la divulgación de la fauna y la flora. El proyecto resuelve finalmente uno de los escollos que el equipo de gobierno municipal veía en el diseño del futuro corredor: su abrupto final al llegar al nudo de la Trinitat -y al amplio parque que hay en su interior- ya que se encontraba con una barrera infranqueable. Para superar esta infraestructura se construirá un conjunto de edificios de escasa altura junto al paseo de Santa Coloma, que albergarán servicios del parque, rodeados de vegetación, desde el que surgirá la conexión con la Trinitat y el parque fluvial del Besòs.

© 2018 Observatori del Paisatge de Catalunya / Hospici, 8 - 17800 OLOT - Tel: +34 972 27 35 64 - observatori@catpaisatge.net