Dossier: Paisatges sonors - Observatori del Paisatge

Información
en la prensa

21 Julio 2014

Gavà recupera cuatro cabañas y un mirador de piedra seca

Están en el macizo del Garraf y las utilizaban los payeses para guardar las herramientas y dormir durante la vendimia.

La Vanguàrdia [Crónica]

Foto

Imagen de una de las cabañas de piedra seca recuperadas en el macizo del Garraf Ayuntamiento de Gavà.

El grupo ecologista Quercus ha finalizado la restauración de cuatro barracas y un mirador de piedra seca en el Puig del Mont-ras, en el macizo del Garraf. Responsables de la entidad han trabajado durante dos años en la recuperación de estos elementos con la colaboración de la Unió Muntanyenca Eramprunyà y con el apoyo del ayuntamiento.

La zona está formada por piedra calcaria y se proyecta hacia el suroeste por debajo del pico de Les Agulles. Por su orientación, antiguamente se dedicó al cultivo de la viña y actualmente el espacio ha quedado enfajado por márgenes de piedra seca, que conforman un paisaje que mezcla el blanco de la piedra calcaría con el verde de la vegetación típica de la zona.

Las construcciones se utilizaban en la agricultura tradicional para guardar las herramientas de payés durante la jornada y también para hacer noche durante la temporada de la vendimia. Los responsables de la recuperación han utilizado la técnica original de construcción en piedra seca, uniendo las rocas sin ningún tipo de mortero ni de cemento.

El Mont-ras está documentado en el siglo XIV, dentro de la baronía del Eramprunyà, que ocupaba un territorio hoy perteneciente a los municipios de Begues, Castelldefels, Gavà, Sant Climent de Llobregat y Viladecans. Su propiedad motivó a finales del siglo XVIII diversos pleitos que se conservan en el Archivo de la Corona de Aragón. El Mont-ras inicialmente estaba vinculado a una masía cercana a la actual ermita de Bruguers y más tarde pasó a formar parte de las tierras de la masía de Can Bassoles, actualmente en ruinas.

El conjunto de cuatro cabañas está orientado a mediodía y se han reconstruido siguiendo el proyecto iniciado por el grupo ecologista en 2011. Cada una de las cuatro barracas han recibido un nombre propio relacionado con la naturaleza o con algún hecho conmemorativo. El proyecto también ha incluido la construcción de un mirador desde donde se puede ver, al otro lado del valle de La Sentiu, el Delta del Llobregat y Barcelona.

Las cuatro cabañas se han incluido en el inventario de construcciones de piedra seca promovido por el Observatori del Paisatge a partir de una idea inicial de la Fundació Catalunya-La Pedrera.

 

© 2007/2017 Observatori del Paisatge de Catalunya / Hospici, 8 - 17800 OLOT - Tel: +34 972 27 35 64 · observatori@catpaisatge.net