Dossier: Paisatges sonors - Observatori del Paisatge

Informació
a la premsa

25 de desembre de 2010

Redescubrir la piedra en seco

Un taller de empleo ha recuperado numeroso patrimonio con piedra en seco. Esta técnica constructiva no utiliza ningún tipo de argamasa ni elemento de unión. Era una forma muy de construcción muy típica de esta zona a caballo entre las provincias de Teruel y Castellón.

JAVIER VILCHEZ

La Comarca.net [Crònica]

Foto

La pasada semana en un acto que se celebró en el salón de plenos del ayuntamiento de La Iglesuela del Cid se llevó a cabo la clausura del taller de empleo ‘Vive la piedra, trabájala II'. El curso, que se ha desarrollado durante todo este año, se ha celebrado a caballo entre esta población de la Comarca del Maestrazgo y la castellonense de Villafranca del Cid. En él han participado 15 alumnos, que se han formado en técnicas de trabajo con la piedra en seco y cantería. El programa ha estado promovido por ambos consistorios y financiado por el Servicio Público de Empleo Estatal del Ministerio de Trabajo con un montante económico de 300.000 euros, cofinanciados por el Fondo Social Europeo.
Durante el acto de clausura se realizó la entrega de los diplomas acreditativos y de un recuerdo elaborado en piedra para alumnos, profesores, técnicos y alcaldes.

Precisamente fueron los primeros ediles de cada pueblo los que agradecieron el apoyo del Ministerio de Trabajo para realizar el taller y señalaron que sin duda ésta no es la única iniciativa que impulsarán conjuntamente desde ambos ayuntamientos, ya que Villafranca y La Iglesuela mantienen estrechos lazos pese a pertenecer a distintas provincias. Por su parte, el director del servicio provincial de Empleo de Teruel, Maximino Jiménez, animó a los alumnos trabajadores a salir a la calle para ofrecer sus servicios, y a buscar activamente empleo con la formación adquirida. Por otra parte, indicó a los ayuntamientos que estuvieran atentos a otras iniciativas de talleres de empleo que se puedan crear desde la administración del estado.

El acto de clausura finalizó con una visita a una exposición de cantería en la oficina de turismo de La Iglesuela del Cid.

RESTAURACIÓN

En el taller, además de cualificar profesionalmente a los alumnos, con el objetivo de que sean capaces de montar sus empresas o ser empleados trabajadores de la piedra, tanto en cantería como en reconstrucción de la piedra en seco; se ha realizado un importante trabajo de restauración de patrimonio natural de paredes, casetas, empedrados y peirones en los términos municipales de Villafranca del Cid y La Iglesuela del Cid.

En el caso de La Iglesuela del Cid, se ha trabajado en el camino de los Barranqueros, en la zona de las Cabrillas, donde en un ‘azagador' (vía pecuaria caracterizada por tener los márgenes delimitados mediante construcciones de piedra en seco) se ha terminado la restauración del tramo que ya se inició en la pasada edición del taller, hasta llegar a la ermita de la Virgen del Cid.

En total se han restaurado más de 3.000 metros lineales de muros y una caseta, construidos todos con la técnica de piedra en seco. La altura media de los muros reconstruidos es de 1,60 metros y presentan un grosor medio de 0,5 metros. Cabe señalar que la restauración ha implicado la revisión y reconstrucción de la longitud del camino, habiendo encontrado tramos en mejor estado de conservación que otros.

Por otra parte, los alumnos de este taller también han reconstruido una ‘barraca de piedra', una antigua edificación que se usaban para satisfacer las necesidades de refugio, tanto de personas como de ganado de carga y tiro que tenían su medio de vida en el campo. Se utilizaban para resguardarse de las inclemencias del tiempo y para descansar al mediodía, así como para guardar herramientas del campo, e incluso de vivienda ocasional en tiempos de trabajo en el campo. Estaban perfectamente estudiadas para evitar el calor en verano y el frío en invierno ya que, mayoritariamente, se construían orientadas con el portal hacia el mediodía solar, y aprovechar al máximo el calor del sol, a la vez que se evitaba el viento del noroeste.

Por último, también durante este tiempo, los 15 alumnos del taller mejoraron la base del Peiró de Sant Pere, en el término de Villafranca. En este caso recuperaron la base del peirón, que estaba muy debilitado debido a las filtraciones de agua. Al mismo tiempo que se reforzaba la base, también se construyó un banco para aquellos caminantes que realizan habitualmente este camino, sobre todo en verano, puedan tener un lugar para descansar y gozar del paisaje.

 

© 2007/2017 Observatori del Paisatge de Catalunya / Hospici, 8 - 17800 OLOT - Tel: +34 972 27 35 64 · observatori@catpaisatge.net