Dossier: Paisatges sonors - Observatori del Paisatge

Información
en la prensa

25 Marzo 2006

La muralla de la Alberzana será un parque de huertos, jardines y agua

El proyecto, aprobado ayer por el Ayuntamiento, cuenta ya con el visto bueno de la Delegación de Cultura y podrá iniciar sus obras en un plazo de dos meses Urbanismo y la Fundación Albaicín invertirán casi cuatro millones de euros

JUAN ENRIQUE GÓMEZ

Ideal Digital - Granada [Crónica]

Será en el mes de junio cuando comiencen las obras de recuperación de uno de los espacios históricos más conocidos de la capital y que se encuentran en peor estado, la muralla de la Alberzana, que discurre entre la puerta de Fajalauza, en el Albaicín alto hasta el Tambor, en la carretera de Murcia, paralela a la cuesta de San Antonio. Se trata de un proyecto que pretende convertir los actuales restos de muralla y su entorno en un parque lineal en el que dominarán los huertos, jardines y las albercas, utilizando los espacios existentes y reconstruyendo partes de los restos de las edificaciones árabes del entorno de la muralla.

El Ayuntamiento, a través de la Fundación Albaicín, invertirá 3,6 millones de euros en una obra que se realizará en dos fases. La primera, que es la que ha sido aprobada ahora, necesitará una inversión de 2,1 millones de euros. El proyecto aprobado ha sido el presentado por el arquitecto Javier Gallego Roca, que contempla intervenir en una extensión de algo más de 19.000 metros cuadrados. "Es todo un ejemplo de intervención en una muralla histórica donde se demuestra que no es necesario incluir elementos de diseño", dice el concejal de Urbanismo, Luis Gerardo García Royo, en alusión a los problemas creados por el proyecto de recuperación de la muralla de San Miguel y el polémico paso entre dos paños de muralla.

Este proyecto se basa, según la memoria del arquitecto, en la creación de un parque-paseo que discurrirá paralelo a la muralla y que contemplará la restauración de la puerta de San Lorenzo. "Se trata de tomar como referencia los primitivos paseos de ronda que circundaban las murallas", dice la memoria del proyecto. El arquitecto quiere recuperar los elementos históricos, arqueológicos y arquitectónicos, para ponerlos en valor e integrarlos en la estructura del parque.

Tendrá un diseño en franjas, que está inspirado en una cartografía histórica realizada por Dalmau. Algunas de estas franjas que irán paralelas a la muralla histórica, se pavimentarán con tierra compactada en espacios de poca pendiente, y con hormigón color barro en las que tienen una inclinación que provocaría corrimientos de tierras con la lluvia. A este hormigón se le añadirán baldosas de cerámica, en algunos casos vidriadas. Estas franjas van con hileras laterales de árboles frondosos, para que se conviertan en zonas de sombra en los meses más calurosos.

La recuperación paisajística de la muralla se complementa con la recuperación de huertos, jardines y cursos de agua, incluyendo las albercas árabes que se han encontrado en esta zona. La vegetación, el huerto y el jardín, fue siempre parte fundamental de la arquitectura árabe. Las murallas estaban flanqueadas por huertos y jardines. Se incluirán acequias que servían para regar esos huertos, e incluso se hace un estudio sobre la vegetación y especies existentes en esa zona en la época árabe. Naranjos, arrayanes, espacios rodeados de setos y toda la variedad de frutales propios de las tierras de Al-Andalus.

El proyecto ha sido entregado ya a la Fundación Albaicín, que es la encargada de su tramitación y gestión. Tras los periodos de alegaciones y la adjudicación de las obras, el concejal de Urbanismo estima que pasarán algo más de dos meses. Después, la primera fase, necesitará alrededor de seis meses de trabajos, los primeros de ellos de restauración.

 

© 2009/2017 Observatori del Paisatge de Catalunya / Hospici, 8 - 17800 OLOT - Tel: +34 972 27 35 64 · observatori@catpaisatge.net